Incendio Forestal la Sierra de la Muela termino municipal de CartagenaA  las 00:58 horas de ayer día 10 de Junio se reciben llamadas a través del 1-1-2 de incendio en zona de monte, situandolo en la Sierra de la Muela termino municipal de Cartagena muy cerca del Portus.
Se confirma de la existencia del incendio forestal desplazandose al lugar del incendio medios intervinientes del PLAN INFOMUR :
Bomberos del Servicio de extinción de incendios y salvamento del parque de bomberos Cartagena.
Bomberos pertenecientes al Consorcio de extinción de incendios y salvamento del parque de Mar Menor, guardia civil, policia local, 8 Brigadas de retenes forestales, Director General de Seguridad Ciudadana y Emergencias, Técnico Forestal y Técnico  de Área Base de la D.G. de Seguridad Ciudadana y Emergencias, Auxiliar de Apoyo Logistico y Unidad de Móvil de Mando.
Alertados los tres helicópteros con sus brigadas helitransportadas para actuar a primeras horas de la mañana así como efectivos de la Unidad Militar de Emergencias.

08:00 horas.- Continuan las labores de extinción del incendio, con la incorporación esta mañana de los siguientes medios:
- Avión de reconocimiento, tres helicópteros de la D.G. de Seguridad Ciudadana y Emergencias, con tres brigadas helitransportadas
- Unidad Móvil de Comunicaciones y Brigada de Investigación de Delitos ambientales, de la D.G. de Medio Ambiente.
- Un helicóptero tipo Kamov y dos aviones anfibios pertenecientes al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
- Unidad Militar de Emergencia, con cincuenta efectivos y ocho vehículos de intervención.
En el lugar del incendio se encuentran tanto el D.G. de Seguridad Ciudadana y Emergencia, Don Luis Gestoso de Miguel, como el D.G. de Medio Ambiente, Don Amador López García.

Incendio Forestal la Sierra de la Muela termino municipal de Cartagena, Foto 1

Incendio Forestal la Sierra de la Muela termino municipal de Cartagena, Foto 4
 Fuente: murcia.com


«Lo vi clarísimo desde mi coche cuando bajaba hacia el principio del camino de El Almendrico. Era el resplandor de un fuego. Enseguida llame a mi padre para decirle que se quemaba La Muela», explicaba Juan Francisco Andreu, vecino de Galifa. Era la una menos cinco de la madrugada de ayer y el aviso inmediato a los servicios de Emergencias; la denodada labor de un equipo formado por 150 profesionales y la ausencia total de viento, sobre todo a partir de las cuatro de la madrugada, evitaron una catástrofe ecológica en la Sierra de la Muela.
Este incendio es el tercero que vive Cartagena en apenas ocho días, después de los que tuvieron lugar el día 2 en la Algameca y el 4 en la ladera del Monte San Julián. Como aquellos, también éste ha sido provocado por la mano del hombre y con toda probabilidad con intención de que el monte ardiera como una tea, según las fuentes consultadas. La investigación de la autoría ya ha comenzado.
Los daños ecológicos en forma de pinos y ejemplares de flora protegida calcinados y zorros y jabalíes muertos por la acción de las llamas son menores de lo que se temió en un principio. Y los personales no existen gracias, entre otras cosas, al rescate de cuatro excursionistas que habían acampado muy cerca de la ermita hasta la que sube el camino de El Almendrico y se despertaron a las a las dos de la mañana para descubrir que las llamas les cortaba toda posibilidad de huir.
«Llamaron al 112, que los puso en contacto conmigo», recordó Manuel Páez, técnico en extinción de incendios que coordinó su rescate. «Les dije que se resguardarán en un claro rocoso que había montaña arriba hasta que pudiéramos llegar hasta ellos. Y en cuanto fue posible, les sacamos de allí», comentó. El salvamento coincidió, pasadas las tres de la madrugada, con el momento de mayor peligro de que el fuego se descontrolara. «Cuando bajábamos, las llamas acababa de superar el camino. Así que atravesamos el frente y nos salvamos de milagro», indicó Páez.
Y es que la lengua que subía por la loma de la sierra, a rachas y titubeante porque el viento no le favorecía, no fue fácil de atacar por tierra desde ningún punto por la espesura de maleza que rodeaba todo el paraje, según relató el jefe de los Bomberos de Cartagena, Francisco Gómez Ávalos. Esa fue la razón de que las brigadas forestales y los Bomberos de Cartagena, que a esas horas luchaban contra el incendio, intentaran cortarle el paso desde el tramo superior del camino de El Almendrico, el mismo que sube desde El Rincón de La Loma hasta el lugar del que fueron rescatados los excursionistas.
 
A las tres, momento crítico
Sin embargo, para cuando llegó a ese punto, el fuego había alcanzado una virulencia que impidió retener allí las llamas y hubo que emprender la retirada. En esa maniobra se vieron implicados los concejales de Seguridad, Mariano García, e Infraestructuras, Francisco Espejo, que acompañaban a las brigadas de extinción y que tuvieron que abandonar a toda prisa ese lugar para bajar hasta el puesto de mando que se monto ladera abajo, en El Rincón de la Muela. «En aquel momento, la imposibilidad de utilizar medios aéreos y la rapidez con que se extendía el fuego nos hicieron temer lo peor», explicó García, quien reconoció que había pasado momentos de temor.
Si malo parecía que el fuego subiera en dirección oeste hacia el paraje protegido, peor era que rolara hacia el núcleo urbano de la playa de El Portús, donde hay medio centenar de viviendas habitadas. Lo primero habría dañado gravemente este área incluida en la red europea de espacios protegidos Natura 2000, por su condición de Zona de Especial Protección para las Aves y Lugar de Interés Comunitario. Lo segundo habría obligado a una evacuación problemática, puesto que solo hay una carretera para acceder a esa zona habitada.
Entonces, entre las tres y las cuatro de la madrugada, el viento cesó por completo o al menos, su componente no fue favorable a la extensión de las llamas y éstas se estabilizaron y avanzaron muy poco a poco. Fueron horas tensas de lucha cuerpo a cuerpo en la que se le ganó al fuego la batalla del tiempo. Todo cambió a partir del amanecer.
A las ocho y cuarto, los cuatro helicópteros movilizados empezaron a arrojar cargas de agua sobre las zonas quemada. Cuando una hora después se incorporaron los dos hidroaviones, el peligro de que el fuego alcanzara zonas habitadas quedó casi totalmente despejado. Por eso, a las diez de la mañana las caras de relajación sustituyeron en bomberos, policías y cargos públicos a las que poco antes denotaban tensión y profundo temor por lo que estaba ocurriendo. El consejero de Presidencia, Manuel Campos, llegó al lugar justo para hacer una primera evaluación de los daños y dar por estabilizado el incendio.
 
Interviene el Ejército
La activación del dispositivo de Emergencias siguió su curso y a justo antes del mediodía llegaron al lugar los equipos de la Unidad Militar de Emergencias. Su batallón con base en Valencia desplazó a cincuenta hombres convenientemente equipados. Este cuerpo especial del Estado para actuar en catástrofes tomó el mando y se dedicó a atajar desde tierra lo que los medios aéreos habían dejado encarrilado desde lo alto.
A las cinco de la tarde, el 112 informó de que las llamas habían sido controladas. No obstante, varias brigadas forestales permanecieron en el lugar del suceso para acabar con los últimos rescoldos durante la noche.
 
 
 
Fuente: La verdad.es

4 comentarios:

  1. Espero que cojan al que lo ha provocad, aparte del desastre ecologico pudo haber matado a 4 personas.

    ResponderEliminar
  2. Parece ser que el responsable fue un magufo que tiró una bengala a su grupo de cazaovnis... :OO

    ResponderEliminar
  3. Pues me alegro que lo pillasen, vamos que tirar una bengala.

    ResponderEliminar

 
Top